Seguidores

jueves, 30 de mayo de 2013

Corredor de montaña

Es curioso como te vas haciendo una idea y esta te va penetrando hasta incorporarla como propia y llevarla a las últimas consecuencias, un ultra se corre despacio y la montaña te hace muy lento.

Al llevar una preparación para el GTP basada en largas tiradas, acumulación de desniveles, fuertes subidas y duras bajadas, la norma se cumplía y los ritmos lentos entraban dentro del esquema.

En estas estaba cuando hace unos días me encontré una charla en vídeo de Aitor Leal, entre otras cosas decía que si bien entrenaba montaña, debido a que en casi todas las pruebas las pistas que permiten correr tienen bastantes kilómetros, lo que mas entrenaba era el correr, porque además lo que le gusta y motiva precisamente es correr.

Como de donde no hay poco se puede perder he hecho la prueba de ajustar las sesiones de entrenamiento, mezclando montaña pura con sesiones de ritmo controlado y rodajes a umbral, procurando eso sí que el terreno al menos tuviera unos buenos toboganes. 

La chispa ha ido apareciendo y en los últimos rodajes me he ido encontrando mas suelto, así que era hora de probar como se comportaba el cuerpo cuando el camino se empina.

Para la prueba me fui a nuestro querido Cerro para subir corriendo por la pista, con un porcentaje medio del 7,7%, lo que se equipara bien con los tramos corribles del GTP. 

Una vez pasado los primeros muros del primer kilómetro en el que ni miro el ritmo, empiezo a abrir la zancada y voy subiendo suelto y con buenas sensaciones, el GPS me va confirmando estas y me indica un ritmo de 7:17 que clavo en dos kilómetros seguidos, el siguiente se me va a 7:27 y el último en el que alcanzo la cima me lo marca en 6:57, llego muy entero y bajo la tormenta que ya se ha desatado. 





Durante la subida me he sentido fuerte y seguro, así que solo quedaba bajar y nuevamente me pongo a la tarea los kilómetros van saliendo a poco mas de 5' y ya el último a 4:57 me deja al lado del coche.

Han sido 10 kilómetros en los que he sentido el flow, me he sentido corredor y veo que los entrenamientos van dando su resultado.

Otra cosa que estoy notando es que entre sesiones tengo muy buena recuperación, ahora estoy suplementando con magnesio y no sé si tendrá algo que ver en el tema.

Hacía mucho tiempo que no tenía la sensación de control que tengo en estos momentos, la prueba de fuego la haré el 8 de Junio día de la tirada larga en la que pasaré por Peñalara, La Granja y La Fuenfría, en esta salida que rondará los 45 km, en los tramos propicios iré con zancada amplia para ver como me comporto con el cuerpo ya con carga.

Después de esta sesión el trabajo de reconocimiento quedará finalizado y aún quedarán dos semanas de trabajo duro para potenciar los puntos que haya notado mas débiles.

11 comentarios:

maratonman dijo...

Precisamente la montaña no solo permite disfrutar de su entorno,pura naturaleza sino olvidarnos de mejorar marcas,esa libertad ya la estas notando y el correr facil y comodo llego a tu vida,aprovechalo y disfruta tu momento y que dure siempre,mas alla de esta preparacion que te pilla en pico de forma,como debe ser.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Yo también lo he comentado alguna vez, me gusta la montaña, pero ante todo soy corredor. Vas muy bien Alfonso, esa tirada larga te va a dar mucha fuerza.

Charli dijo...

Buenos entrenos, tiradas de 45km ya son palabras muy mayores...te veo enchufado, auguro buen resultado.

Juanqui dijo...

Pedazo entrenos Halfon, sobre todo esa "adaptación" en el propio campo de batalla sacará lo mejor de tí. Fundirnos con la naturaleza nos devuelve una pizca cada vez mayor, acerca de ese maravilloso animal que un día fuimos.

Un abrazazo

Gonzalo Quintana dijo...

Estoy de acuerdo con esa filosofía. Entrenar no es correr sino preparar ciertas condiciones fisiológicas. Y cada una de ellas lleva un entrenamiento diferente que hay que completar. Es por ello que lo mejor es variar, es como la dieta, hay que comer de todo. Pero obviamente más de lo que nos estamos preparando.

Novatillo total dijo...

Me encanta el espíritu positivo de la entrada. Poco a poco has ido educando a tu cuerpo hacia estos esfuerzos. Y él, agradecido, te lo recompensa en forma de flow. Bonito reencuentro contigo mismo.

Javier G. Martín dijo...

Mucha suerte con la prueba de fuego de los 45, seguro que sale bien

Prisillas dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es necesario compaginar los ritmos lentos con los rodajes "a ritmo".
Si sólo trabajamos los primeros estamos condenados a sumar horas a nuestro reto y a trabajar en fatiga en cuanto alcancemos nuestro umbral máximo.
Si metemos ritmo, no sólo podremos ganar algunos minutos en los tramos más favorables sino que mantendremos un cierto margen de comodidad con nuestro umbral máximo.

Korrecaminos dijo...

Te vas haciendo una idea de tus progresos desde que entrenas montaña y eso te va a convertir en un runner muy poderoso.

L foto de portada chulísima, estáis estupendos.

Un abrazo Alfonso.

Paco Montoro dijo...

Si has sentido ese Fluir que todos buscamos, estas en buen camino. Enhorabuena Alfonso

Manuel Robaina dijo...

Yo soy partidario, más porque es lo que me gusta que porque lo tenga científicamente probado, de preparar una ultra con entrenamiento específico (sobre todo los fines de semana) pero con al menos un rodaje semanal a ritmo.

Quien me iba a decir que preparando la Transgrancanaria pulverizaría mi MMP en medio maratón. Eso de que la montaña te hace lente es un mito :)