Seguidores

viernes, 19 de julio de 2013

GTP 2013, crónica de un abandono


Normalmente las crónicas de las carreras salen solas, pero esta vez ha sido distinto me ha costado encontrar el tono.

Al final he optado por hacer una entrada que recoja tanto la crónica de esos kilómetros que conseguí hacer del GTP, como un resumen de todos los errores que he ido encontrando en el análisis de como transcurrió todo el día.

Lo que en principio debía de jugar a favor como era tomar el viernes de vacaciones se convirtió en el primero de los problemas, lo primero que hice fue romper mi sistema habitual de alimentación, no me levanté a las 6 de la mañana para desayunar y ya fui con todas las comidas del día retrasadas, además no me preparé comida para mandar a Rascafría y tener en la salida, pensaba que con lo que llevaba encima y lo que había en los avituallamientos podía ser suficiente para cumplir bien el objetivo.

Ya por la tarde me voy a Navacerrada con todo preparado, mochila de carrera y mochila para enviar a Rascafría con ropa de recambio y me dirijo a recoger el dorsal y el chip. Nos juntamos una buena representación de Los Locos y después del posado unas buenas cervezas para relajar el ánimo.




Luego ya en solitario me voy al coche a terminar de equiparme y dejar la mochila para Rascafría, también me encuentro con Dani Casaus, Almu,  Carlos, Juanlu...

Ya preparado vuelvo a la salida con los nervios propios del momento y siendo consciente de que me esperan 18 km hasta el primer avitua llamiento y la falta de cena tiro de gominolas Powerball.

En la espera a tomar la salida veo a Chema que se ha acercado y puedo hacerme la foto con la bandera de Los Locos, con la esperanza de repetirla horas después y en sentido contrario.







A las 23 en punto se da la salida y partimos rumbo a la noche. Tenía previsto ir trotando hasta La Barranca, la subida de este primer tramo se me hace cómoda tomando un ritmo constante que hace que casi sin darme cuenta me encuentre en los aparcamientos, cuando me dispongo a andar para afrontar las primeras rampas de la subida hacia La Maliciosa veo que nos pasan al otro lado del embalse y así vamos medio trotando y andando ya en fila india, tras varias pasadas de los arroyos de la zona, alcanzamos la Fuente de la Campanilla, en este punto noto que voy un poco fuera de punto, pero me mantengo bien en carrera ganando algunas posiciones.

La subida a La Maliciosa me la tomo un poco mas relajado y me planteo hacer un par de paradas para no quemar demasiada energía en este punto, con esa estrategia voy ganando altura perdiendo alguna posición en las paradas, pero llego entero al collado del Piornal



En este punto solo queda la subida al control, el espectáculo es impresionante con los frontales y las luces traseras.


Tanto en la subida a Maliciosa


Como en la bajada hacia la Pedriza.

Al paso por la Maliciosa veo que voy con 18 minutos de adelanto sobre mi mejor horario previsto, se que este tiempo se me va a ir en la bajada así que sin parar sigo la estela de los corredores que me preceden.

La primera parte de la bajada como tenía previsto, me cuesta y me van pasando corredores hasta la llegada al Collado de las Vacas para tomar la Cuerda de los Porrones, este tramo se me hace peor de lo previsto, si bien mantengo la posición el no poder correr me empieza a agobiar; cuando entramos en las sendas de la Pedriza se me vienen abajo las pilas del frontal y en lugar de parar y reponerlas sigo con la luz de los frontales que llevo delante y detrás y la que le queda al mio, aquí un 10 al frontal ya que mantuvo la luminosidad restante sin caer mas.

La falta de luz hace que no corra como debiera en estas sendas, hasta que una vez completadas las bajadas mas pronunciadas la senda se estabiliza y en ese momento comienzo a correr alejándome de mis seguidores, cuando me engancho en una piedra y voy en busca del suelo, revisión de daños positiva diversos rasguños pero nada serio, me limpio con el agua de uno de los bidones y prosigo andando hacia Canto Cochino, no me atrevo a correr y las luces se van alejando.

Aquí empieza uno de los primeros agobios ya que no me sobrepasa nadie pese a ir andando, aunque a buen ritmo miro constantemente hacia atrás y solo hay oscuridad, seguramente con todo esto vaya en última posición y el tiempo se me está yendo.

Al llegar al siguiente control alcanzo a otro competidor, en el control está Belén que rápidamente me localiza y avisa a la medico para que me limpie algo mas las heridas y junto con el resto de voluntarios me pasa comida y bebida y sobre todo algo que en ese momento me viene muy bien que es conversación, miro el reloj y ahora mismo estoy en el filo de la navaja voy a ritmo de 30 horas y se que aún queda la bajada desde el Collado de la Dehesilla que al principio es algo técnica. Cuando abandono el control me avisa Belén que tengo 20 minutos de margen, que vaya tranquilo pero que no me descuide.

La subida al Collado de la Dehesilla me lleva una hora que es lo previsto, pero la bajada una vez superada la primera parte me presenta un aspecto que me sorprende, mucha vegetación que impide correr, no me quiero arriesgar a otra caída con las raíces y piedras que oculta; en este tramo hago team con otro corredor y nos vamos ayudando en la localización del camino.

Cuando se despeja el panorama mi compañero ocasional comienza a correr, pero yo espero a que la senda se convierta claramente en pista y empiezo a trotar y recuperar posiciones, pero voy muy agobiado con el tiempo, en este tramo se me está yendo mas de media hora y se que los escobas tienen que estar muy cerca.

En el control de la Hoya de San Blas me siento a comer y beber algo antes de salir rumbo a la Morcuera, tengo ganas de que empiece a amanecer y quitarme el frontal, me empieza a molestar ya después de tantas horas.

El tramo de la Hoya se me empieza a atragantar, parece que no acabo de progresar como debiera, troto en las bajadas pero el tiempo parece que va mas rápido y el chip se cambia y empiezo a tener un bajón mental, llevo desde Canto Cochino luchando con la idea de que "mi carrera" no ha salido, en las subidas he mantenido el tipo pero las bajadas claramente me han superado.

Se que es una tormenta de pensamientos negativos que si consigo sobrepasar podré seguir, pero en plena lucha el GPS cierra la sesión, otro mas de la cadena de fallos ha sido no limpiar la memoria y se ha llenado, con todo me quedo sin la referencia de distancia.

Avanzamos por la pista pero siempre que miro a la izquierda encuentro la cima de la Najarra y a la derecha el embalse de Santillana, casi hubiera sido mejor haber seguido de noche.

Esta vez no remonto, cuando empiezan a llegar las rampas mas fuertes me voy viniendo abajo, me hubieran venido bien los bastones, lanzo un washapp a Olga y a los compañeros, en Morcuera lo dejo, rápidamente empiezan los mensajes de apoyo, pero la idea ya se ha enraizado y no hay retorno, en ese momento no me encuentro con fuerzas para enfrentarme con otros 70 km y pienso que no merece la pena siquiera intentar llegar a Rascafría.

Me paro a estirar pues se me empieza a bloquear el empeine y además ya no me importa llegar fuera de control.

Cuando llego a la Morcuera faltan 5' para el cierre, pero antes de nada entrego el dorsal, luego ya como y bebo y me voy al autocar.

Lo que llevo aprendido es que incluso lo que crees puede ser tu mejor baza se puede volver en tu contra, nunca se puede bajar la guardia y tengo que entrenar mas el aspecto sicológico.

El amigo Mikel en mi entrada anterior me dejo un comentario tremendamente acertado:

"La pregunta que te tienes que hacer antes de contemplar esa nueva aventura no es si podrás completarla, sino si has disfrutado en la preparación y los kilómetros del sábado, si la respuesta es afirmativa... ¡adelante!".

Realmente han sido medio año de perseguir un sueño, he disfrutado de cada uno de los momentos de la preparación. 

Ahora mismo me siento mas fuerte y para mi el GTP'2014 ha comenzado, ahora son momentos de levantar el pie y preparar la nueva temporada.






23 comentarios:

Javier G. Martín dijo...

Se que no pasa absolutamente nada por retirarse, aún así no he podido evitar emocionarme al leerte, conozco todo el esfuerzo que has empleado durante todo este tiempo, y se como pudiste sentirte, ha sido mucho el sacrificio y poco el premio, no es justo, te comprendo perfectamente.
Aunque también me emociona cuando leo que ya ha comenzado tu GTP-2014, eres un guerrero y como tal te has levantado con mas rabia y más ganas y me alegro por ello.
el año que viene la victoria será doble,la entrada en meta, la viviras más intensamente.
un abrazo compañero.
Grande Halfon

RA dijo...

El abandono es parte de esto, es tan natural como el terminar, una veces sale bien otras no. El esfuerzo que has hecho para preparar esta prueba te ha hecho mejor persona y mejor corredor, no es en balde. A seguir, pues no queda otra. un abrazo.

Korrecaminos dijo...

Emotiva entrada compañero.

De estas experiencias se aprende más que de las grandes y exitosas gestas, saldrás muy reforzado para el GTP de 2014, para empezar, las dudas que te asaltaban tras el avance de tu crónica se han despejado y ahora tienes claro el próximo gran objetivo de la próxima temporada.

A partir de esta carrera seguramente se te planteará un antes y un después que no tiene otra desembocadura que el nacimiento de un nuevo y aún mejor ultra maratoniano, y encima, tendré el placer de poder leerlo en la mismísima pantalla de mi ordenador.

Un fuerte abrazo HALFON.

Manuel Robaina dijo...

En mi caso el abandono en trails de cierta distancia ha dejado de ser un drama, ya he pasado por ello y si no vas es lo mejor.

Creo que el principal problema ha sido llevar el cierre de control tan cerca, tener que preocuparse de la distancia y también del tiempo es difícil de gestionar en una ultra.

Tú ya sabes como es esto, toca reconocer los errores, corregirlos y plantarse en la meta el próximo año.

No tengo dudas de que irás a por ello con todas las garantías.

ANA (triatlonenfamilia) dijo...

Ya tenía ganas de leer esta crónica, porque de los abandonos se aprende tanto o mas que de las victorias y contigo siempre aprendo algo.
Lo que tu has pasado tengo miedo de pasarlo yo, soy una novata y meterme en 45km de montaña estoy segura que seré la peor de todos los inscritos, tengo miedo de pensar que aparte de correr también tengo que ir pendiente del crono.
Tu tienes la experiencia suficiente para controlar tiempos y ritmos pero yo todavía no.
Una carrera como el GTP, es solo apta para runners muy expertos y tu estas dentro de ese grupo, fue un cúmulo de malas casualidades( caida, gps, pilas) pero estoy segura que ese GTP te verá ondeando la bandera de finisher
un besazo.

Yolanda Pingüina Veloz dijo...

Como me alegra leer el final de tu entrada..."el GTP'2014 ha comenzado", si señor. De los errores se aprende, pero lo importante también es que sirvan para querer volver a intentarlo. ¡A por ello Alfonso!

Jaime N@v dijo...

NO pasa na, lo vivido es lo que cuenta... esto es muy duro, vamos!!!

Gonzalo Quintana dijo...

El año que viene sale bien. Fastidia abandonar, pero es parte del juego. Gracias a Dios estás bien y el año que viene hay otra.

Miguel dijo...

Es complicado dentro de carrera mirar las cosas con objetividad, y sin embargo es lo mejor para evitar males mayores, elegiste bien y lo hiciste sin lesiones, así que a levantarse e intentarlo de nuevo, es nuestro sino.

Saturnino dijo...

Ánimo Alfonso, quedate con que ha sido un mal día. Yo andaría buscando el por qué, al menos en estos momentos; con el tiempo verás las cosas de otra manera. A entrenar para ese GTP-2014 con ganas, fuerza e ilusión. Vamos a por ello.
Un abrazo.

Celina dijo...

Sin duda, me quedo con el final de tu entrada Alfonso. Pese a todo te levantas y a empiezas a dar forma a este sueño que en 2014 deseo de corazón que veas cumplido. Un besazo enorme

Paco Montoro dijo...

Alfonso esa respuesta vale mucho "La pregunta que te tienes que hacer antes de contemplar esa nueva aventura no es si podrás completarla, sino si has disfrutado en la preparación y los kilómetros del sábado, si la respuesta es afirmativa... ¡adelante!".

Un abrazo y a por nuevos retos.

yonhey dijo...

Todo forma parte de nuestra preparación, los buenos y los malos momentos, para estos últimos siempre tiene que estar la cabeza en su punto, es uno de los factores más importantes.
En 2014 llevarás algo más en tu favor, la experiencia.
Un abrazo

SeRgIo dijo...

Animo Alfonso, el año que viene seguro que te desquitas y te sale una gran carrera.

Pd: las fotos una pasada.

CHEMA ALONSO dijo...

Poco nuevo que decirte...lo mejor de todo es saber sacar las conclusiones y repetir lo bueno e intentar poner remedio a lo menos bueno, y tu de eso sabes mucho.

Un abrazo fuerte compi...

abuelo runner dijo...

Amigo Halfon tienes que aprender de la experiencia negativa y quedarte con todo lo positivo.. alfin y al cabo solo los que lo intenta pueden contar experiencia semejantes.
Un abrazo y espero verte por Madrid y tomar una cerveza.
Yo estare hasta el dia 24 por la tarde.

Rafael Gonzalez Martinez dijo...

Tranqui Alfonso, no pasa nada, otra experiencia, si tienes el coco para preparar algo como esto tan duuuuuro, la posibilidad de no acabarlo existe (siempre existe, en todas las pruebas), pero ese coco también está preparado para re-motivarse para la próxima edición (como has hecho), así que tranqui, tómalo como experiencia y a otra cosa, un abrazo campeón.

fernan130 dijo...

Pensar en exceso no es bueno en ese tipo de carreras. Hay que dejarse llevar sin ir pendiente de todo. Yo, en concreto, no enciendo ni el Forerunner. Lo llevo pero lo dejo para el final. Y si piensas, que sea para mirar siempre adelante...
A ver si hacemos algún entrenamiento juntos ahora que empiezo mi preparación para los 100 de Somiedo.

Prisillas dijo...

Una cosa está clara en este tipo de pruebas: que siempre nos sorprende a los de dentro y fuera.
Tienes la base para lograr gestionar los momentos de euforia y los de crisis. Más aún ahora con la experiencia que has adquirido.
Como bien sabes se aprende más de los errores que de los aciertos así que planteateló así. Has logrado un curso acelerado-intensivo de ultra este año que vale por varios de éxito y eso, de cara al futuro te será de mucha utilidad.
¡Aupa Halfon!.

Novatillo total dijo...

Al fin he sacado algo de tiempo para leer esta entrada. Quería hacerlo con calma intentando meterme en tu papel.

Has peleado contra la distancia y has perdido. Es parte del juego. Pero la experiencia y tu propio autoconocimiento que te llevas te va a servir de mucho.

Cuando leí que no habías acabado pensé que había sido alguna lesión. Me alegro que no haya sido así y que estés dispuesto para preparar cualquier otra aventura
Un saludo

maratonman dijo...

Lo bueno es aprender de los errores para no repetirlos,eso lo da la experiencia y ya estas preparado para afrontar el entrenamiento y la carrera del 2014,muchisisisma suerte¡¡¡.

Manuel dijo...

Siento mucho la tardanza en pasar por tu blog y leer esta dura crónica del GTP, las vacaciones y la falta de tiempo en estos días me ha tenido desenganchado.
Ahora y después de leerte lo único que se me ocurre es la coincidencia con mi retirada en el Maratón de Madrid, al igual que yo lo tenias todo muy bien estructurado y estudiado y los entrenos fueron buenísimos. Pero no decaigas, lo único que no has conseguido es llegar a meta porque lo demás queda guardado par el año que viene que sumado al aprendizaje de los errores cometidos te llevara a un triunfo SEGURO.
Animo, el año que viene saldaremos cuentas amigo.

Gonzalo (gonchu) dijo...

Después de leerlo en su día, hoy lo quería volver a re-leer, creo que es un post lleno de esencia.
Como sabes este año sí me decido a intentar realizar el GTP y creo que de tí puedo aprender mucho.
Después de mi intento fallido de los 100Km de la M-S del 2012, en 2013 pude conseguirlo y de corazón espero que este año tu puedas hacerlo con el GTP. Pero más que hacerlo es disfrutarlo y aprender de los errores.
Espero hacer un entrenamiento contigo y poder charlar.
Mucha fuerza en los entrenos que nos queda. ¡Aupa Halfón!.