Seguidores

martes, 7 de junio de 2011

¿Casualidad?

Me cuesta mucho ponerme delante del teclado en estos días, quien tenga o haya tenído perro podrá entender cuales son nuestros sentimientos, ayer realicé el primer rodaje por pistas y montañas, incoscientemente según salía pensando hacer algún recorrido por el Cerro, mis pasos me encaminaron hacía uno de esos recorridos que periódicamente hacíamos juntos subiendo hasta el Aguila, son 456 metros de desnivel, en subida constante que en algunos momentos te hace andar e incluso trepar, pero me encontraba con una gran fuerza y en algunos momentos llegué a correr sin esfuerzo.

Una vez en la cima el valle se abre a tus pies y ayer el espectáculo era sobrecogedor con la nubes, truenos y relámpagos dominando todo, después de unos minutos en la cima y ya con la lluvia cayendo empecé la bajada, que en algunos casos es extremadamente técnica ya que el fuerte desnivel y la arenilla te hace incluso bajar sujetándote a raices y rocas.
Luego ya en un tereno mas estable simplemente tuve que dejarme ir bajando entre la lluvia para completar algo mas de 9,3 km en poco mas de una hora.
El título de la entrada viene dado porque dentro de mi faceta montañera y geocachera en la puesta de caches en altura fuí siempre acompañado por Lucas y curiosamente este fin de semana todos los caches que colocamos por encima de los 2000 m fueron encontrados o visitados, algunos de ellos no reciben mas de dos visitas al año, digamos que al menos fué casualidad.

7 comentarios:

fosete dijo...

Animo

Rosa dijo...

disfruta de esa faceta montañera

Celina dijo...

Mucho ánimo Alfonso, un beso enorme

Alex dijo...

Ánimo. No sabía que era el geocaching, siempr lo leía en tu blog, pero no lo pillaba. Soy un ignorante, la wikipedia me ha sacado de dudas

Jan dijo...

animo, alfonso y olga.

Lo mismo que alex, me he dedicado un rato a investigar eso del geocaching, que curioso.

*Pegasus* dijo...

Un beso grande, Alfonso...

Bel_ga_rion dijo...

¿casualidad?, mucha ¿no?. Muy buen entrenamiento con mucha fuerza. Te reitero los ánimos. Un abrazo compañero