Seguidores

lunes, 24 de septiembre de 2012

M-S 100km una gran experiencia

Si alguien ha tenido una participación estelar en esta prueba ha sido Olga con su paciencia en mis largas sesiones de entrenamiento, por compartir conmigo esas sesiones de caminatas y por su cariño y apoyo constante

La fecha se acercaba y los nervios empezaban a anidar en mi interior.

El viernes cuando nos acercamos a Segovia a dejar el coche y vi el Acueducto algo ya se alteró en mi interior, sentados en una terraza tomando una cerveza Olga me dijo, que nervioso estás, y tenía toda la razón.

Por delante tenía 102 km que no solo eran físicos sino que mentalmente sabía se me iban a hacer muy duros.

Para afrontar lo que era el reto en sí mismo contaba con la ayuda del grupo de la foto y particularmente con la de Chema, Carlos y Gonchu con los que compartiría muchos kilómetros.

Foto cortesía de Arantxa

En la salida los nervios se van templando según voy saludando amigos de correrías, por allí estaban el hermano Dani, Jan, Yolanda con su reto de entrar antes de que la carroza se convierta en calabaza, RA que lesionado iba a acompañar a un amigo durante los primeros kilómetros.
Cuando se da la salida ya los nervios se van y una extraña sensación me invade, voy inusitadamente tranquilo hablando con los compañeros de nuestras cosas los primeros kilómetros van pasando sin casi sentir, cuando nos presentamos en Fuencarral nos damos cuenta que ya no nos quedan ni 100 km.

Poco mas adelante veo acercarse una figura conocida, saludo a Belén que se ha acercado para animarnos.

Poco antes de Tres Cantos me surge el primer problema físico, una china en la zapa derecha me ha formado una ampolla, la intento ignorar hasta que lleguemos a Colmenar donde si es necesario me la trataré, aún vamos frescos y las bromas y comentarios se van intercalando hasta la subida a Colmenar, aquí como tenemos acordado cada uno coge su ritmo y junto con Chema nos adelantamos, en esta subida ya empezamos a ver gente con problemas, el calor empieza a apretar y algún mal cálculo está provocando las primeras deshidrataciones.

En Colmenar confirmo la ampolla, me pongo un compeed y listo para seguir, no se porqué pero a estas alturas se me hacer raro encontrarme perfectamente, las referencias las tengo de la Maratón, pero claro que esto es distinto y solo son 27 km. 

En el recorrido al siguiente punto empiezo con el juego mental del despiece de la distancia ya que estamos a punto de cumplir el primer tercio de la misma.

Mentalmente me viene bien el cambio en el tipo de terreno al encontrarnos con un camino roto hace que sea mas entretenida la marcha.

Al llegar al Puente Medieval vemos a Dioni que está preparando un reportaje de vídeo.

Ahora empieza el primer tramo duro del recorrido, por un lado es despejado, picando hacia arriba constantemente, con el sol cayendo de plomo y sabiendo que en la puerta de la Pedri estaba la familia esperando, pero había que mantener el paso, aunque en la bajada a Manzanares no puedo contenerme y le aviso a Chema que me adelanto y les espero en el camino. Curioso pero la bajada me pareció mas "sencilla" que otras veces, al llegar al control de Manzanares sello., saludo a Hugo y Ricky que han llegado ya al mismo y salgo sin dilación para la Pedri.

Este encuentro me da alas, no solo físicas sino sobre todo morales, compartir estos minutos con Olga, Elena y el pitufo es maravilloso, durante ese tiempo estoy fuera de la carrera y disfruto como un enano, incluso cuando aparecen Chema y Carlos me sorprendo y rápidamente me tengo que poner en modo ON, así que besos y al camino.

Al poco rato aparece la segunda señal de alarma del día, la tripa empieza a avisar y comento con los compis que tengo "necesidad urgente" de llegar a Matalpino, pero seguimos con nuestro ritmo machacón.

En la cuesta de entrada a Matalpino nos adelanta un corredor que debió de llegar 2 horas tarde a la salida porque había que ver el ritmo que llevaba.

Matalpino es una referencia en esta prueba, todos los servicios a disposición de los participantes y su fuente de agua fresquita que te deja nuevo, aquí paramos algo mas de lo acordado pero hacía falta recuperar el tono.

Entre Matalpino y La Barranca voy acompañando a Carlos que parece empieza a no ir y la cosa pinta mal, antes de llegar a la pista de subida a la Barranca nos encontramos un corredor tirado al borde del camino presa de calambres generalizados, nos dice que han avisado ya al control y al no necesitar ayuda seguimos nuestra marcha.

La subida de la Barranca se hace larga y pesada, pero al final divisamos el avituallamiento y nos volvemos a encontrar con la familia de Chema e Inda el cual nos ha acompañado desde Manzanares, al llegar nos encontramos con el mazazo de que Carlos decide abandonar, hoy no es el día, poco después llega Gonchu e igualmente nos anuncia que seguirá hasta Cercedilla pero su tendinitis no da para mas, realmente lleva con problemas desde Colmenar.

Salgo para Cercedilla junto con Chema y de repente noto que para mi empieza ahora la carrera, se está poniendo el Sol y la temperatura baja a un punto agradable y parece que se me activa el organismo, para mi el primer objetivo está cumplido llegar fresco a Cercedilla, pero por el camino Chema me anuncia que no tiene la cabeza ya puesta en la carrera y que se queda en Cercedilla y que no pierda el tiempo.

Esto me hace replantear toda la estrategia, ya que en ningún momento había contemplado el terminar en solitario, llamo a Olga y le digo que físicamente estoy a tope y que voy a seguir a Segovia.

Hago la parada justa para recoger la mochila sacar de ella el Camel dejar la que he utilizado de día, comer la magnífica paella, los macarrones y el gofio que me había mandado, también cambio de zapatillas por unas mas grandes y después de despedirme de mis compañeros de aventura salgo a buen ritmo hacia la Fuenfría.

La intención es atacar y buscar las 18 horas, que veo factibles aunque improbables, así atravieso las calles de Cercedilla hasta llegar a la carretera de las Dehesas y comenzar "mi carrera", en la fuente de la salida cargo el camel y me voy fijando objetivos en forma de luz roja, estoy en mi terreno me gusta subir y tengo fuerza así que voy pasando grupos hasta llegar al control de la Calzada Romana donde paro el tiempo justo para sellar, tomar una naranja y una botella de agua y seguir a Fuemfía.

Durante la subida sigo con el ritmo machacón se ha que han pasado las rampas mas duras y comienzo a disfrutar del ambiente, la soledad de la noche y sus sonidos mientras voy progresando y adelantando corredores y marchadores.

Al llegar a la fuente de Ruiz de Velasco, me detengo un instante para rellenar el camel y disfrutar unos minutos de relax mientras veo pasar algunos de los que superé en la subida, pero el momento es mágico y llamo a Olga, será la última llamada la próxima vez que hable con ella será "en directo", también mando el último whatsapp al grupo.

En Fuenfría sello, me pongo camiseta de manga larga y me tomo un caldo y sigo la marcha sin perder mas tiempo.

La bajada al principio la hago con cuidado por las piedras, pero en cuanto puedo empiezo a trotar, me hago una composición "errónea" trotar 2 km y marchar medio, pero el caldo me suelta con lo que tengo que incorporar a esta rutina alguna que otra parada técnica al borde del camino.

Hasta la Fuente de la Reina todo marcha bien excepto las paradillas técnicas y así llego hasta donde normalmente sigue el camino y esta vez vamos por la carretera, en esta zona entro en desajuste mental, consideraba que iría picando hacia abajo y la sensación que tengo es de subida constante, sin embargo sigo adelantando gente lo que me mantiene activado pero al no poder trotar me empiezo a mentalizar que el reto no lo consigo y las 18 horas son imposibles, además se que voy a tener 3 km muy difíciles, en este punto me surge un pensamiento de lo que estaba siendo la carrera "una experiencia única e irrepetible" .

Al final salgo algo del bucle negativo y empiezo a trotar hasta alcanzar la Cruz de la Gallega, ultima para del camino, me siento a tomar un par de cafés con magdalena y continuo, parece ridículo pero no quiero perder puestos y sobre todo quiero llegar antes de las 20 horas.

Los tres kilómetros que separan el avituallamiento de la carretera de Riofrio son difíciles por un terreno muy roto y con necesidad de fijarte bien en las marcas para no extraviar el rumbo.

Desde la carretera el terreno ya es llano pero las patas no dan mas que para una marcha mas o menos ligera que me permiten mantener la posición salvo dos corredores que me superan.

La llegada a Segovia es un alivio me guardo el frontal y comienzo a trotar siguiendo las señales hasta que al final de una calle me encuentro gente aplaudiendo, esto es demasiado entre los aplausos y que al girar en la esquina me encuentro el Acueducto y la meta unas lágrimas me llegan a los ojos, he terminado y casi no me lo puedo creer.

Agradezco a la voluntaria que estaba en meta el detalle de colgarme la medalla y darme dos besos, luego un Gatorade  y un chocolate calentito para recuperar el cuerpo.

Desde luego han sido 19:25 horas de esfuerzo, nunca en mi vida hubiera dicho que haría nada así pero me encuentro en Segovia envuelto en esos pensamientos y buscando el coche, me acuerdo de mi pensamiento anterior y empiezo a modificarlo un poco "una gran experiencia"



29 comentarios:

fosete dijo...

Impresionante.
Un abrazo para ti. Un Beso y enhorabuena a Olga

Jan dijo...

Si es que ha sido una experiencia increible y que nunca olvidaremos. Y que habrá que repetir. Porque seremos masocas, pero me ha encantado.

Enhorabuena, Alfonso.

Abuelo Runner dijo...

LA CABEZA FUNCIONO CORRECTAMENTE Y LAS PIERNAS AL UNISONO, QUIEN DIJO QUE IBA A SER FÁCIL!!! HACER 102 KM ES UN TAREA DIFÍCIL Y COMPLICADA PARA CUALQUIER PERSONA.

Tomás Soria (Tomypeck) dijo...

Te felicito de nuevo Alfonso, tremendo reto te pusieres, y lo has superado con creces. Ahora a recuperarte, y a por el siguiente.

Charli dijo...

100k son palabras muy mayores, y comparado con lo que he leído por ahí, los has solventado sin demasiados efectos colaterales.

Enhorabuena socio, disfruta de esa medalla, que lleva un curro detrás...

Celina dijo...

Pero qué crónica más bonita Alfonso! muchas felicidades de nuevo, qué gran experiencia que te acompañará siempre! un besazo tanto para ti como para tu consorte, grandes los dos

ANA (triatlonenfamilia) dijo...

Dios Alfonso, me has emocionado!!!! Pedazo de carrera te has marcado, a quien le importa el tiempo, mira la de gente que dejaste en el camino no todos pueden decir que han llegado a Segovia y tu sí, disfruta de tu triunfo que te lo has ganado, todo ese tiempo de esfuerzo y de entreno ha valido la pena.
Como les digo a mis chicos... Felicidades Finisher!!!! Felicidades ultrafondista!!!!!!

RA dijo...

Lo has clavado amigo, esto te acompañará toda tu vida.

Tania dijo...

Mi más sincera enhorabuena Alfonso!! mientras leía tu crónica parece que en vez de correr 100km corrías 10k! te han salido de lujo!!! nuevamente felicidades!
Descansa mucho y disfruta!
bss
Tania

Tantulo dijo...

100 kms, se me antoja más una odisea, que una carrera. Hay que tener una mente muy clara para afrontar este tipo de pruebas, y no abandonar en mas de 19 horas de esfuerzo máximo.

Enhorabuena a todos los participantes, espero que algún día pueda unirme a tan ilustre pelotón...

Saludos y a recuperarse...

Alex dijo...

Eres un corredor total, ¿qué fuerte física y mentalmente! Muchas felicidades

Gonzalo Quintana dijo...

Ya llevas la palabra ULTRA a fuego en la piel, nos has enseñado que con cabeza y dedicación todo se consigue.
Enhorabuena campeón.

PD: ¿he leido gofio en la crónica? Ese ha sido el secreto, carbohidratos en estado puro.

Miguel dijo...

Muchas felicidades, creo que has hecho lo más difícil en una carrera, has sabido dominar la prueba y no que la prueba te dominara a ti. Genial.

Manuel dijo...

eCon la carne de gallina leyendo la crónica y luego la gente pregunta que por que corremos.
Muchas, muchas felicidades no te puedes hacer una idea de la envidia que me está dando el dolor de patas que tienes que tener. Lo dicho muchas felicidades a ti y a Olga y a todo el equipo.

Javi Pintos dijo...

Enhorabuena por esta gran carrera. Desde luego que sois todos unas maquinas.

Muy bonita crónica.

yonhey dijo...

19 horas, que pasada, que paliza. Felicidades Alfonso, todo un reto plantearselo y conseguirlo más.
Ahora a descansar.
Salu2

Sergio dijo...

Creo que lo único que puedo hacer es felicitarte por semejante hazaña...

NEL dijo...

Muchas felicidades!!!
Haces que todo parezca fácil, aunque recorrer 102km no lo sea.
Quier felicitar a Olga también, yo a otro nivel he vivido lo del apoyo logístico y se lo que es y lo que se disfruta.
Gracias por la crónica
Un saludo

Sachiko

Prisillas dijo...

Esos pensamientos "negativos" son parte de la propia carrera. En tantos km ¡anda que no da vueltas la tortilla! ¿verdad?.
Me ha gustado mucho leer tu crónica por sentir tu experiencia personal y por contener momentos en los que hablas de amigos comunes.
Ya sabes, al final corremos nuestra carrera y la de los demás.
¡Felicidades campeón! creo que cada vez te voy a ver más a menudo en estos lios ultras.
Un fuerte abrazo.

TrotonAl dijo...

Sólo puedo decir ¡enhorabuena!

maratonman dijo...

uau¡¡¡,increible,imaginate cuando estabas con todo aquel sobrepeso y haber pensando en hacer 100 kms,lo habrias visto imposible,un tiempo despues mirate,todo es posible aunque parezca increible lo has logrado y solo,tu solo contra los elementos y sensaciones.Felicidades ultraman¡¡¡.

Daniel dijo...

Felicidades y enhorabuena por lo que has conseguido.
Saludos.

Pingüina Veloz (Yolanda) dijo...

Felicidades Alfonso! Una gran experiencia que no todo el mundo es capaz de vivir, y te aseguro que si algún día repites, la experiencia sigue siendo grande y emocionante. Eso sí, corres el riesgo de engancharte al ultrafondo, yo creo que ya estoy perdidita.

Me alegró verte en la salida, tenías ojillos de ilusión y de "voy a llegar como sea".
Un abrazo

Estrella dijo...

Felicidades, enhorabuena, y todo lo que te diga es poco, además controlando, son muchas horas y muchas cosas que pasan por la cabeza, pero al final, lo conseguiste.

Un beso, campeón.

Korrecaminos dijo...

Muchas felicidades Alfonso.

Poco más os puedo decir, me estáis emborrachando de felicidad con vuestras experiencias, sufridas, memorables, maravillosas….

Un fuerte abrazo para ti y para Olga.

Espíritu González dijo...

Muchas felicidades. La verdad que quien tenga intención de correrla en próximas ediciones leer tu crónica sería un entrenamiento obligado. Inmersa tu "particular" carrera. Enhorabuena.

Manuel Robaina dijo...

La ultra ha sido exactamente igual que estas semanas de entrenamiento.

Mucha seguridad en ti mismo y mucha fortaleza.

Esto de las ultras creo que se ha llevado a otro maratoniano.

Enhorabuena por la hazaña.

Javier G. Martín dijo...

Enhorabuena compañero una lastima no verte por alli, una experiencia unica e irrepetible, me alegro que lograras tu objetivo, me quedo por aqui para seguir tus pasos, un saludo compi

fausto dijo...

te había leído en alguna ocasión y resulta que fuimos juntos hasta el polideportivo. Una gran experiencia, enhorabuena finisher