Seguidores

viernes, 18 de octubre de 2013

Análisis de una primera vez

La Guadarrama Trail Race ha nacido envuelta en alguna que otra polémica, desde aquí me gustaría simplemente dar mi opinión del evento visto desde dentro en el GTR30.

Desde un principio la organización ha sido un tanto caótica, se ha producido mas de un cambio en el reglamento que ha creado inseguridad en mucha gente, la obligatoriedad del certificado médico para las distancias GTR90 y GTR50 en un primer momento se sustituía por la licencia federativa de montaña, para mas adelante en el tiempo ser totalmente obligatorio sin excepción. Al final en los casos que conozco con la licencia federativa se pudo solventar el tema.

Fecha de celebración, se anuncia para el día 5de Octubre para posteriormente pasarlo al fin de semana siguiente con la escusa de que es fiesta, particularmente mas me parece que para dar mas plazo de inscripción. El cambio implica que coincida con el primer día de levantarse la veda de caza y la carrera transcurra bordeando fincas donde se está cazando con un riesgo extra de los corredores, yo al menos me crucé con varios escopeta en mano.

El cambio de recorrido para mi gusto es el mas grave de los "inconvenientes", conozco personas que se apuntaron a la GTR30 por tratarse de una carrera de perfil agradable, que circulaba mayoritariamente por pistas y se encontraron con 10 km mas, con un perfil claramente de montaña y transcurriendo por sendas y algunas zonas algo técnicas, no se pero anunciaban 300 corredores en esta distancia y en la calsificación figuran 182 llegados a meta lo que supone sobre el 40% de abandonos en una prueba que no llega a los 2.000m de desnivel positivo me parece altísimo. Dicho esto considero que el cambio ha dado mas calidad a la carrera se recorren parajes mas espectaculares.

Entrega de dorsales muy lenta no, lo siguiente. Aquí se empieza a notar la inexistencia de colaboración con un club local, o al menos eso parece, los voluntarios hacían lo que podían, pero de forma poco ordenada. Por ejemplo si algún corredor iba sin la documentación cumplimentada la rellenaba en la mesa de recogida, simplemente con tener un lugar al lado para hacerlo y que se pudiera seguir con el siguiente en la fila se hubiera reducido mucho la espera.

Controles, otro punto negativo y que se debería corregir. No se puede realizar una carrera de ningún tipo sin controles efectivos de paso, en el caso de la 30 desde la salida hasta el km 34 no hubo control de paso, teniendo múltiples posibilidades de hacer trampa, ya se que esta trampa es para nosotros mismos, pero últimamente se han comentado algunas presuntas irregularidades en carreras de renombre y en este caso se podría haber completado la carrera recorriendo no mas de 5 km.

Puestos de avituallamiento, digamos que justos los de comida con frutos secos, naranja, plátanos y alguno con gel de frutas y todos con agua e isotónico, los del 90 en Navacerrada había comida caliente.

Asistencias sanitarias, simplemente no vi. Según el reglamento estaba cubierto el servicio de rescate, pero ya digo no vi ningún tipo de asistencia.

Cruce del Alto del León punto de especial peligrosidad, cuando pasé estaba una persona ajena a la organización intentando al menos parar los coches de un lado, para mi gusto es otro de los errores graves por no disponer este punto de ningún punto señalizado de paso de peatones.

Balizado, este apartado es de lo mas criticado pero bajo mi punto de vista no era tan malo. Presencié despistes pero mas por falta de atención que por falta de señalización, en uno de los casos incluso llamando a los que se "iban recto" no rectificaron y siguieron por el camino equivocado.
Particularmente sufrí la retirada de una banderola que marcaba el paso por una puerta, pero esto no lo considero error grave de la organización, sino mala intención de alguien, me figuro que se solventaría ya que los llegados posteriormente no indicaron nada.

Línea de meta justa pero correcta, nada que objetar.

Voluntarios escasos, esto es otra de las cosas que me hace sospechar que no ha habido colaboración con ningún club de la zona, si hubiera habido en mas cantidad se podría haber establecido mas puntos de control.

En resumen muchos puntos a revisar de cara a una segunda edición, pero creo que si se consolida puede ser una muy buena carrera con los recorridos finales de este año.

Por mi parte si se vuelve a celebrar intentaré tomar parte seguramente repitiendo la distancia, pues por fecha está muy cerca de NY.

Sería estupendo terminar la temporada con el GTP y poderla empezar con el GTR.

5 comentarios:

Javier G. Martín dijo...

Yo soy uno de los que decidió no acudir a la cita, tal y como tenía previsto, rompo una lanza a favor de la organización y diré que me reembolsaron el dinero de la inscripción, estuve en la meta para animar a amigos, y vi con estos ojitos, gps con 43km y otros con 37, fruto del mal balizamiento, gente perdida sin saber si tirar para un lado o para otro, normal que unos hicieran mas y otros menos kilómetros, en carreras de montaña imprescindible balizado correcto no... perfecto!! y controles de paso, Madrid-Segovia, trail Peñalara, por que sino, el concepto de carrera pierde todo sentido.
la entrada a meta un autentico caos, una calle con vehículos, corredores, transeúntes, gente animando pues eso, y sin protección civil, policía local, guardia civil, etc. de acuerdo que es la primera edición pero el listón en las carreras de montaña(en cuanto a nivel organizativo se refiere) está altísimo, mucho tienen que cambiar las cosas....
saludos Halfon

RA dijo...

Le vendría bien a la organiación de la carrera que se leyera esta entrada.

mayayo oxigeno dijo...

Interesante análisis y lo más constructivo posible en el tono. Veremos si toman nota desde ya y como lo hacen y comunican.

maratonman dijo...

Alfonso a ver si toman nota los organizadores, favor que les haces con tanto detalle.

abuelo runner dijo...

Por lo que cuentas tienen por delante un reto a mejorar... y es todo lo que no han hecho bien durante esta prueba, que no es poco.
Un abrazo amigo Halfon