Seguidores

lunes, 9 de junio de 2014

Entrenamiento específico

La última semana ha sido un poco caótica, dos sesiones cortas durante la semana anticipando las sesiones largas del fin de semana.

La planificación para el sábado era subir a Maliciosa para entrenar la bajada hasta la Maliciosa Baja y volver a subir nuevamente para enlazar con Bola, Puerto de Navacerrada, Emburriadero y terminar el La Barranca. Este es uno de los tipos de entrenamiento que me gusta hacer y es enfrentarme con alguno de los tramos críticos de la carrera y recorrerlo en ambos sentidos para comprobar si puede haber alguna alternativa de paso en los puntos mas complicados. Tambien me sirven para hacer un entrenamiento de ritmo de carrera, buscando asegurar el que me permita superar con una cierta comodidad los primeros controles.

Para el domingo la planificación es estar por la zona de Cercedilla/Navacerrada para transmitir ánimos a los amigos que corren el MAM, Hector neófito y Prisi Megasuperviviente de las 17 ediciones anteriores.

El sábado a las 7 estoy comenzando la subida a Maliciosa disfrutando de un tiempo muy agradable con algunor retazos nubosos que se veían por la zona de la Bola.

Durante la subida me pasa algún corremontes, yo voy relajado entrenando velocidad y sensaciones de carrera alcanzo la cima en 1:20, desde aquí la bajada hacia el Collado de las Vacas, como esperaba haciendola lenta y con precauciones ya que no era el momento de arriesgar los tobillos, mi técnica de descenso es inexistente por lo que tardo 27 minutos para descender unos 320 metros en un kilómetro y eso de día, la próxima vez será de noche y con un frontal.

Llego hasta la Maliciosa Baja y doy la vuelta, subo nuevamente a Maliciosa y encaro la travesía hacia Bola, al llegar a la altura del puvliómetro, el pie se me engancha en una piedra y doy con mis huesos en el suelo, raspones y la rodilla izquierda que recibe un buen golpe, todo por no ir utilizando los bastones.

Hago un pequeño chequeo y pese a las quejas de la rodilla, decido seguir la ruta prevista, alcanzo Bola a buen ritmo y me lanzo a la bajada por Pala Montañeros, que está algo húmeda y facilita mucho el agarre.

En el Puerto tomo la Cuerda de las Cabrillas y ya desde el Emburriadero voy en búsqueda de la Barranca, la bajada técnica me empieza a costar ya que la pierna izquierda no me transmite mucha seguridad, y muscularmente voy muy cargado de la pierna que no ha recibido el impacto, por lo que caqueo bastante hasta alcanzar la pista, por donde corriendo fuerte termino la sesión en 4:30, pensaba tardar menos e improvisar algo en la vuelta, pero las piernas no han dado para mas y no quería seguir castigando la rodilla tocada y guardar para el domingo lo mas posible.

Por la tarde sabía que la sesión del domingo era imposible ya que al enfriarse del golpe las molestias eran fuertes, así como la inflamación que se notaba en la zona.

El domingo por la mañana todo había ido a mas, andar ya era un triunfo. Como es normal empieza la tormenta de negatividad, ese momento en el que parece que todo el esfuerzo de los últimos meses se va al garete.

Por la mañana el lunes viendo que todo sigue igual decido dar parte a la Federación e ir al médico, con la esperanza de que el diagnóstico sea favorable, al fin y al cabo completé el entrenamiento.

Después de la exploración, se confirma que es la contusión una semana de reposo relativo, antiinflamatorio y lo mas importante sin baja deportiva.

Así que esta semana dique seco, no pensaré que era la última de entrenamientos serios y me quedaré con esa frase de que en una semana poco se puede mejorar.

9 comentarios:

Tomás Soria dijo...

Que susto, no? Ahora a relajarse y a esperar que llegue el gran dia. Un abrazo.

Tania dijo...

Muchos ánimos Alfonso, el trabajo está hecho! no le des vuelta a la cabeza, aprovecha el descanso y a mimar la rodilla.
bss
Tania

Amaia dijo...

Mucho ánimo!!!!!...el curro ya lo tienes mas que hecho...descansa y cuídate mucho....se lo que es que todo se te venga abajo las últimas semanas así que mucha fuerza que ya veras que todo te sale genial!!!!...el descanso por lo menos a mi me vino de madre....!!!!

Prisillas dijo...

Halfon no es un tópico una semana de parón no te va a suponer ningún desastre en la preparación. Como digo siempre, sin salud no hay meta posible. Sin estado de forma pero con fuerza y salud se puede.
Yo creo que con el reposo y cuidados en nada estás de nuevo en perfecto estado de revista y quien sabe si estos días de reposo no te dan una nueva chispa de frescura vital para afrontar el reto que te llega.
Animo y un abrazo.

RA dijo...

Siento el parón que fastidio. Aunue ya sabes que estas cosas no se saben si son para bien o para mal hata el día que vuelves a correr. Así que las valoraciones déjalas para la semana que viene, eso si, lo más probable es que ni lo notes. änimo y tranquilidad que te está saliendo todo muy bien.

Javier G. Martín dijo...

Animo Halfón son gajes del oficio, lo importante es que puedas recuperar bien, tiempo tienes de sobra,

vamos compañero.!!

Manuel Gonzalez Concejero dijo...

Puffff me he puesto nervioso y todo, llevamos mucha tralla para que ahora por una caída se nos joda todo.
Los entrenos los tienes grabados a fuego y puede que esta semana parado te venga de puta madre y te de un puntito incluso mayor por el descanso.
Animo que el día 27 nos tenemos que dar un abrazo y el 28 otro más grande aun.

yonhey dijo...

No es sólo que en una semana poco se puede mejorar, es que básicamente lo hecho, hecho está, y tú has cumplido.
Ahora a recuperarse bien y al lío en breve.
Un abrazo

Saturnino dijo...

Ánimo, este obligado parón te vendrá bien para recuperar el cuerpo. Aprovechalo para fortalecer la mente. Vamo que todo irá a mejor.
Un abrazo.