Seguidores

martes, 16 de febrero de 2010

Corriendo con Legolas

Ayer tenía dudas sobre si salir o no después de la tirada del domingo.

Al final me animé al ver que no paraba de nevar y que podía ser muy agradable un rodaje tranquilo bajo la nieve, total un par de vueltas a la Dehesa y para casa.

Estaba en la primera vuelta cuando un ser rubio y de correr sigiloso se me puso al lado y me recomendó que no pensara y le siguiera por la cañada rumbo a Moralzarzal, así que no me lo pensé y seguí las instrucciones que mentalmente me daba el elfo.

Desde este punto y una vez salvada la dura trialera, fue un correr maravilloso sobre la nieve recién caída ya con el anochecer encima.

Lamento no haber llevado cámara de fotos o móvil ya que había paisajes maravillosos, viendo las luces de los pueblos entre la neblina y la ventisca.

No me encontré con nadie durante todo el recorrido, solo el crujir de la nieve bajo mis pies.

Desde Moralzarzal vuelta a Villalba por la Cañada Real Segoviana, mas nieve ya anochecido pero con ese resplandor que tienen estas noches.

Ya en Villalba una vuelta, no me apetecía parar, era como si el elfo siguiera conmigo.

Al pasar cerca de casa por segunda vez decidí que era momento de parar, tenía los pies totalmente empapados y no era cuestión de castigar mas el organismo.

Como resumen de la salida, 15.55 Km en 1:42 a un ritmo muy lento de 6:34, pero la verdad es que el recorrido es duro y con nieve mas. Eso sí no creo que nadie que no tenga este vicio pueda comprender como se puede disfrutar tanto corriendo en medio de una nevada, con algún grado bajo cero, de noche, por caminos y sin luz.

Os pongo una copia del perfil

13 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Es muy importante acostumbrar al cuerpo a estar largo tiempo corriendo, más importante que los kms que se hacen.
Sobre el tipo rubio, ¿tenía un arco a la espalda y orejas en punta?

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Gonzalo efectivamente me figuro que también te le has cruzado alguna vez.

Rafael Jiménez González dijo...

Lo importante es hacer kilómetros y si son con la nevada, frio y oscuridad de los caminos, tiene más mérito!

Un buen entrenamineto ese que has hecho!

Un saludo

Manuel Robaina dijo...

A lo tonto, a lo tonto casi acabas haciendo otra tirada larga.

Cuidado con el elfo que cada día te querrá llevar más lejos.

Jan dijo...

Ultimamente ves elfos cuando corres, descubres que te teletransportas y pierdes el sentido de donde estás.... yo de tí me lo miraría...

Precioso entrenamiento

Un fuerte abrazo

Jaime N@v dijo...

Es una historia muy bonita del correr...

Ciao

VICMAN dijo...

Hiciste bien en salir a pesar de la nieve. Yo no lo hice y me estuve arrepintiendo toda la noche.

Sergio suárez dijo...

ELfos, mieve, donde quedarón los orcos, los hobbies, el señor oscuro, etc...
mi anillo-mi tesoro, estoy paranoico, esto de correr es más complicado de lo que me pensaba.
un saludo.
P.D. me voy a comprar el último número de la runner haber si dicen algo sobre esos elfos corredores.

Risco dijo...

Hay que tirar ya ese lote de acuarius que nos ha salido caducado.
No te está haciendo ningún bien.

Un abrazo

Alex dijo...

Los entrenamientos sobre nieve son fantásticos, te lo digo yo que por suerte o por desgracia llevo muchos este invierno.
Muscularmente castigan un poco

Raul dijo...

Super entreno,al rubio del arco y las orejas le conozco mejor que bien......ha tirado de mi en mas de una ocasion....ENHORABUENA seguro que recogeras todo lo k estas sembrando.ANIMO estamos en el mismo barco,cada vz nos queda menos....

Celina dijo...

Menudo rodaje! además, por lo que cuentas tuvo que ser precioso! me alegro que disfrutaras, vas a llegar de maravilla a Mapoma, un besote y ánimo

Saturnino dijo...

Tienes razón, solo nosotros podemos comprenderlo; pero esas salidas, en esas condiciones, solos con nuestros pensamientos, son geniales.
A seguir así.
Un abrazo.