Seguidores

lunes, 23 de julio de 2012

Pisando el camino

Esta semana ha sido bastante tranquila en cuanto a seguir con la rutina impuesta de ir alternando caminatas a buen ritmo, con salidas caco y alguna de running puro.

El calor ha sido protagonista y en alguna de las sesiones expresamente buscado, el sábado salí a las 13 horas para hacer uno de mis cacos favoritos cerca de casa, por el camino de la Berzosa y Fontenebros.

El domingo tocó pisar el camino, quedada con Carlos, Chema y Hugo que aunque no estemos inscritos como equipo atacaremos como tal la prueba, Chema ya tiene la experiencia del año pasado y tanto él como Carlos han completado este año el TP 60K, por lo que aportan su experiencia al grupo.

El recorrido fue de Mataelpino hasta la Barranca y vuelta y el objetivo además de ir reconociendo el terreno practicar el ritmo de carrera que mantendremos el 22.

Para mi era nuevo compartir este tipo de entrenos y he procurado ir acoplandome al sistema de llevar en la cabeza los 100 km. y no los 20 de la salida.

Al principio me ha llamado la antención el ritmo de caminar "suave" que llevabamos, alternando con un trotar muy suave en las zonas favorables, este ritmo era "demasiado" cómodo para lo que estoy acostumbrado  pero ante mi falta de experiencia y que se que mis dos compañeros tienen unas buenas marcas en Maratón, así como la experiencia en ultas me he dejado llevar.

Al final ha salido un tiempo de 2 horas 49' lo que hace una media algo superior a los 8' por kilómetro lo que me demuestra que la estrategia es la correcta.

A la vuelta me llevé la sorpresa de encontrame con Jan, un momento de cambio de impresiones y cada uno a su trabajo que el suyo era aún importante ya que venía de Colmenar e iba hasta Cercedilla.

Los ladrillos se van poniendo en su sitio y la mente empieza a darse cuenta de la magnitud de lo que tiene por delante, si la lógica se impone el calor nos va ha machacar durante muchos kilómetros y tenemos que irnos preparando para ello.

El jueves cambié el entrenamiento por la montaña por un recorrido a ritmo muy lento por algunas de las calles mas emblemáticas de Madrid, eso sí en una gran compañía, nunca creía que estaría en estas después de casi 40 años.

6 comentarios:

Tantulo dijo...

Así se hace camino, despacito y con buena letra. El reto de los 100 kms. es mayúsculo y dejarte guiar por gente con experiencia puede resultar crucial.

Saludos y fuerza.

Gonzalo Quintana dijo...

Alfonso, sigo tusw entrenos con mucho interés. El maño que viene quiero estar ahí.

PD: Jan está entrenando en secreto y vigilando lo que hacen sus rivales. Lo pillaste en pleno espionaje.

Tomás Soria (Tomypeck) dijo...

No hay nada como llevar veteranos al lado.

maratonman dijo...

Ahi vas y muy bien,sigue informando.

Saturnino dijo...

En ese tipo de pruebas lo importante es llevar un ritmo constante y esos entrenamientos te llevarán a completar el reto. Mucha cabeza.
Un abrazo.

Barroso dijo...

suerte para esa pedazo de prueba,saludos