Seguidores

sábado, 18 de agosto de 2012

Ataque de soberbia

Esta semana ha circulado por el camino establecido y las sesiones han ido completándose con normalidad, para llegar a la tirada larga de la semana, que posiblemente sea la mas larga de toda la preparación.

Esta mañana me he presentado a las 7:24 en Cercedilla y he comenzado mi marcha a Segovia, además de realizar la etapa y reconocer el terreno la salida de hoy tenía como objetivo probar la hidratación y la alimentación.

Hasta la Fuenfría es un terreno conocido y no me preocupa, no así la bajada a Segovia, para lo que dispongo del track que me ha pasado Chema de la salida del grupo.

Todo marchaba en condiciones hasta que al pasar Las Dehesas un ciclista me ha aparecido por delante a un ritmo menor que el mío y aquí he tenido el ataque de soberbia que da título a la entrada. Si bien sabía que cualquier exceso en la primera parte lo pagaría a la llegada a Segovia el verme cada vez mas cerca y tener esta referencia me ha "obligado" a aumentar un poco el ritmo para superarle en las rampas mas duras de la subida y tener luego esa referencia en el resto de la subida.

Antes del cruce con la calzada le he superado y perdido de vista, haciendo el resto de la subida ya en caco, hasta ese momento prácticamente solo había andado.

He seguido hasta la fuente anterior al mirador de la Reina, momento en que el ciclista me ha superado, hasta ese punto había dado cuenta de algo de líquido del camel y un bidón de medio litro de Isostar, he aprovechado la fuente para rellenar el bidón y preparar otro medio litro.

En este punto se cumplía la 1:40 por lo que he aprovechado la subida andando para comer medio sanwich de jamón serrano, el desayuno había sido el habitual de cereales, frutos secos y deshidratados, levadura de cerveza y leche.

He pasado la Fuenfría y he comenzado el descenso hacia Segovia, la primera parte del mismo una pista llena de piedras que hacen un poco incómodo el correr, hasta alcanzar la pista asfaltada, en este tramo se puede llevar un buen trote y entre los pinares el calor no se notaba demasiado. Pasada la fuente de la Reina y unos metros adelante se deja esta pista y se toma una senda que comienza en subida y de firme muy irregular, me doy cuenta que en este tramo seguramente ya será de noche y con los frontales difícil de correr, toda la senda es un rompe piernas pedregoso, en este tramo aprovecho para tomarme un gel de frutos secos,voy alternando el agua del camel con el bidón de Isostar.

Al tomar nuevamente la pista asfaltada puedo correr con normalidad, no sin haber tenido un pequeño despiste, del que me ha salvado el track que llevaba guardado, sin mas complicaciones se llega al final de la bajada por la pista asfaltada para tomar nuevamente sendas irregulares ya con Segovia al fondo, sigo el descenso ya empezando a notar el sol sobre mis espaldas, al terminar el descenso y cruzar la carretera tomo otro medio sanwich y voy hidratando cada vez con mas frecuencia.

El trote en este tramo se complica algo, en parte por el calentón en la subida y en parte por el calentón del sol, cuando miro el termómetro veo 34º. El camel da sus últimas gotas y a 2 kilómetros del final me quedo ya sin líquido, llegando a Segovia con un trote cada vez mas "penoso", el sol ya está pasando factura.

En 4:19, para 33,73 km alcanzo la estación para tomar rápidamente una CocaCola fría y un litro y medio de agua, lo que me deja recuperado.

El ritmo medio obtenido de 7:42 es muy alto para el día de la prueba ya que en Cercedilla llevaremos 60 km en las piernas y porque en las bajadas tendremos que extremar las precauciones ya que tengo una tendencia natural a engancharme en las piedras.

La alimentación me ha ido bien, ninguno de los productos ha tenido efectos indeseados, teniendo en consideración que al final el líquido que llevaba era mas caldo de bebida.

Como último apunte las zapas han sido las Mizuno Wave Ultima 3, que es mi modelo favorito.

Las dos pruebas específicas han tenido un buen resultado y ahora me queda la subida de kilometraje las dos próximas semanas y luego con las vacaciones pasaré a modo tappering, si bien el viaje es a La Palma por lo que las grandes caminadas están garantizadas para dar el último punto a las patas.

En un mes estaremos "on the way"

8 comentarios:

ANA (triatlonenfamilia) dijo...

Entreno perfecto, si señor, has reconocido el terreno y a parte probando la comida de ese dia para que no haya sorpresas, hay mucha gente que falla en este punto, la alimentación y como te vacies ya no hay nada que hacer...y el adelantar a la bici, te lo vamos a perdonar...siempre hay que darle un toque de emoción al entreno..jajaja
saludos

Manuel dijo...

Madre mía con el calor que está haciendo y meterte cuatro horas.
Esta carrera me está empezando a llamar la atención pero esperare algunos años hasta ser un maquina como tú Saludos.

fosete dijo...

En un mes estarás "on the way" y siguiendo así serás "finisher"

Tantulo dijo...

Lo estás haciendo de fábula. La planificación que llevas es milímetrica y los ataques de soberbia son humanos, nos pasa a todos, je, je, je...

Saludos y ánimo...

Celina dijo...

Qué grandes entrenamientos Alfonso! además, cuidando todos los detalles como debe ser: descanso, alimentación, hidratación, reconocimiento del recorrido... Ánimo y a seguir así!

MMV dijo...

Alfonso,...Eres una máquina. Preciso como un reloj suizo. Estás fuerte y desde la humildad triunfarás como siempre en los 100. Animo, socio. Ya queda menos para la gloria!!

Manuel Robaina dijo...

Pedazo de entrenamiento, la soberbia viene de lo que bien que te sientes.

De todas las preparaciones que has ido colgando en el blog, creo que la de este 100km es sin duda la mejor.

RA dijo...

Vas muy bien, esos arranques se tienen cuando se tienen fuerzas.