Seguidores

martes, 1 de julio de 2014

Orgullo e insatisfacción

El viernes me dirijo a Navacerrada y en el polideportivo me encuentro con los compañeros y con Dani que estará omnipresente durante toda la prueba, es increible su capacidad de dar ánimos y ayuda a todo el mundo.


Luego ya vestidos de faena nos disponemos a dirigirnos a la salida

En esa foto hay tres podios, Rafa y Alberto terceros por equipos y Fernando segundo en superveteranos.

La carrera empieza con un trote suave junto a Gonchu, hasta alcanzar la Barranca donde están el resto de Locos y Locas animando, desde aquí y una vez abandonada la pista comienza el Rock'n Roll y el ascenso a la Maliciosa cada uno lo hace a su ritmo.

En la cumbre nos volvemos a juntar, me encuentro bien y mas cuando veo que le he quitado 15' al tiempo del año pasado.

La estrategia es ir con un ritmo aproximadamente inferior en un 15% al de corte para siempre tener un margen de maniobra.

El descenso a Canto Cochino esta vez al ser menos corredores se me hace menos agobiante, incluso alguno de los tramos lo disfruto transitándolo en absoluta soledad.

La llegada a Canto Cochino la hago rebajando 24' el tiempo del año anterior, tomo un poco de cocacola y naranja saludo a Belen que me pone al corriente de como marchan los amigos y nuevamente con Gonchu encaramos la espectacular subida a la Gran Cañanda de la Pedriza.

Al poco de coronar algo se me descompone por dentro, empiezo a notar nauseas y muchísimo gas, se me disparan todas las alarmas ya que en ese momento me quedo sin fuerzas, ralentizo el ritmo incluso me paro un momento con lo que me quedo en solitario camino del control de paso, me empiezan a adelantar corredores mientras intento recomponer la situación, menos mal que en ese momento se me conecta la neurona hago un repaso del tiempo transcurrido desde la cena y cojo un bocadillo de jamón y me lo como, en ese momento se empiezan a apagar las luces rojas y son sustituidas por las verdes y además la bajada desde la Pedriza ha pasado, por lo que pongo un ritmo de recuperación volviendo a alcanzar alguno de los grupos que me adelantaron antes y cuando me quiero dar cuenta el que está delante es Gonchu y juntos vamos trotando hasta el avituallamiento de la Hoya de San Blas, pese a lo ocurrido llego con 50' de adelanto sobre el año pasado.

Hasta la Morcuera seguimos recuperando posiciones, pese a que mi compi empieza a tener problemas con sus isquios, en Morcuera siguo con 43' de recuperación. En este punto se nos junta Jaime y sigue con Gonchu mientras yo bajo corriendo hasta Rascafría, en la bajada un subidón cuando me alcanza el grupo de Locos que estaban en el 60.

En la entrada de Rascafría me encuentro con Kike y parte de las Locas, que nos están recibiendo.



En Rascafría como bien, en cada avituallamiento había comido un bocadillo y en este un bol de espaguetis, jamón, queso y membrillo.

Con esta comilona y teniedo por delante el Reventón comienzo la subida con mucha tranquilidad, procurando no gastar mas fuerzas de las necesarias, mi carrera debe comenzar una vez finalizada la bajada de Peñalara, he quedado con Ricky en La Granja para que venga conmigo.

Por ahora la carrera va perfecta y cumpliendo totalmente las previsiones, pero quedaba lo que para mi era lo mas duro, esta subida y sobre todo las antecimas del Peñalara, el Risco de los Pajaros y sobre todo Claveles.

En el Reventón nos avisan que el avituallamiento intermedio que se había anunciado antes de La Granja no se había montado y que debíamos tener esto en cuenta.

El cresteo se hace cómodo aunque la imagen que tengo delante de los ojos me produce escalofrios.


Se que me tengo que enfrentar a ese caos de gneis antes de alcanzar el techo de la carrera.

La subida a los Pajaros la hago con mucha precaución procurando mirar solamente los pies del corredor que me precede y así alcanzo el transito hasta Claveles, en este punto veo a Juanlu que me adelanta, nos saludamos y me indica que Celina es la que se ve superando el risco anterior.

Me meto en el caos de Claveles, procurando no mirar demasiado a la vertiente que por mi derecha baja hasta La Granja, aquí me alcanza Celina y nos fundimos en un abrazo emocionante, quiere ayudarme a pasar, pero la indico que siga que yo iré pasando como me ha indicado, como un gato palpando bien donde asentar manos y pies. Así llego a coronar y entonces cuando pienso que todo ha terminado descubro que estoy en el final de la cresta con precipicio a cada uno de los lados, en ese momento llega un grupo que viendo como estaba me ayudaron a pasar llevándome literalmente de la mano.

Con esto llego a la cima de Peñalara y una nueva sorpresa Dani está ahí para recibirme con un abrazo de los que te hacen olvidar cualquier angustia.
Según me estoy haciendo la foto en la cumbre


veo aparecer a Tomas Soria, nos hacemos la foto de rigor y cada uno empieza su bajada, el la del 60 y yo buscando La Granja.

La primera parte de la bajada la hago con un buen trote y luego en la mas técnica con cuidado en las partes de piedra suelta.

Una vez terminada esta parte comienzo a trotar en busca de ese kilómetro 80, voy sorprendentemente bien de fuerzas y me pongo en modo de trotar 10 minutos y andar 2, así voy remontando posiciones y llego a La Granja con 15' de adelanto sobre mi horario mas optimista.

En la entrada están Ricky y Ana esperándome, me siento en el avituallamiento a tomar la ensalada de pasta, reposar un poco y salimos camino de Navacerrada, Ana nos esperará en el Puerto para vernos antes de meta.

Esta salida me cuesta, me he enfriado un poco y coger el ritmo con 80 kilómetros se me hace duro, además la rodilla derecha me comienza a doler, por lo que me tomo un ibuprofeno y sigo.

Poco a poco por el camino de las Pesquerias voy recobrando la chispa y vuelvo al juego de ir recuperando posiciones, 

hasta llegar al avituallamiento de la Casa de la Pesca, aquí cometo un error, no como el bocadillo de cada avituallamiento y salgo rápido para afrontar la subida a la Fuenfría.

El arrastradero se me hace muy duro, pero mantengo un ritmo constante de subida para ese kilómetro final.

En la Fuenfria relleno los bidones y comenzamos el Schmid camino del Puerto con casi media hora de adelanto sobre la programación.

Aquí se me va acabando la batería y la cabeza comienza a ir baja, cuando pasamos la mitad del camino decido tomar un bocadillo sin parar y evaluar si tiro del gel de emergencia que llevo, sigo algo mas al menos hasta coronar la penúltima subida y ahi decidir, pero justo cuando voy a tirar de él, un tropezón y sin reflejos caigo a plomo dando con al cara contra el suelo.

Aquí acabó la carrera 100 km 23 horas 10', de lo que pasó entonces haré una entrada ya que en algunas cosas merece la pena extenderse.

Solamente quiero reseñar que cuando al final pasé por Navacerrada a recoger la bolsa y entregar el chip, Dani estaba esperando hasta verme cruzar la meta, que grande eres Brother!!!!!!!!!!!!!!!.

22 comentarios:

Tania dijo...

Alfonso, eres un finisher del GTP! pasaste todos los puntos difíciles, ibas con excelente margen, además esas diferencias de tiempos con respecto al año pasado solo se traduce en la buena preparación que habías hecho! ... una piedra en el camino, no te dejó cruzar esa meta que la tenías ganada.
Es normal sentir instisfacción pero creo que te debes sentir contento por como llevaste la preparación, la carrera y hasta donde llegaste.
Debe ser duro, no haber cruzado esa meta, pero creéme que para mi la cruzaste!
Fuerte abrazo!
bss
Tania

Manuel Gonzalez Concejero dijo...

Me da mucha rabia Alfonso y sé que ahora tendría que animarte y decirte que no pasa nada y que el año que viene será la buena, pero es que ibas muy bien y se notaba lo que te los has currado y me da mucha rabia.
Yo me pegue una ostia tremenda bajando de Mali en el 17 y por muy poco no me retiraron los jueces en Canto Cochino cuando me vieron los brazos, piernas y manos ensangrentados. Creo que hubiese sido menos frustrante que lo que te ha sucedido a ti cuando casi lo tenias de la mano.
Animarte será difícil y tampoco quiero agobiar, solo espero que las heridas se curen poco a poco y que decidas lo que decidas para mi eres uno de los grandes en la historia de Gran Trail de Peñalara.

Tomás Soria dijo...

Se que seguramente no sera un consuelo, pero el año que vienes volverás mas fuerte, seguro. Un abrazo y ahora toca recuperarse.

Yolanda Pingüina Veloz dijo...

Comparto la rabia y la pena al leer tu entrada. Te merecias llegar como nadie y lo habrías hecho de no ser por esa desafortunada caída. Pero la grandeza de quienes si cruzaron la meta no te la quitan a ti esos kilómetros que te faltaron. Te felicito por llegar donde llegaste.

fernan130 dijo...

Se lo que es retirarse de esta carrera por experiencia. Tres años he tardado en volver a hacerla con una mezcla de miedo, ganas de desquitarme y deseo de completar un sueño. Date tiempo porque ya has demostrado que puedes hacerlo.

JK dijo...

¡Lastima de esa caida! pero puedes estar contento del trabajo realizado y hasta donde llegastes.Ánimo campeón y un fuerte abrazo."Chapeau"

Celina dijo...

Para mí eres el auténtico getepero. Ya ves que todos estamos orgullosísimos de ti. Encontrarte en Claveles fue uno de los momentos más bonitos que he vivido en carrera, gracias por tu mención! ahora solo espero que te recuperes pronto y encares con la misma ilusión de siempre los retos que están por venir. Fuerza y un millón de besos!

Raúl Rubio dijo...

Me cago en todo...!!!!

Eso sí que es mala suerte amigo mío, más viendo la tremenda mejoría con respecto al año anterior, ya lo tenías en la mano.

No te digo nada del año que viene, para empezar sólo deseo que ese percance se solucionara con la premura que merece y que te recuperes lo antes posible.

Un fortísimo abrazo amigo mío.

maratonman dijo...

Has tenido muy mala suerte Alfonso con esa caida pero quedate con la idea de que los 113 los tenias en las piernas y 100 en 23 horas y con ritmos mejores que el año pasado son para estar muy,muy,muy contento, quedate con la realidad de que estas mas en forma que hace un año y que sin la caida no habrias tenido problemas,luchandolo eso si, para completar los 113 kms. El año que viene seguro que te desquitas.FElicidades por esos 100 kms¡¡¡.
Un abrazo y muchisisisismo animo,como te digo,estas mas en forma que nunca, quedate con eso.

Javier G. Martín dijo...

Joder Halfon, cuanto lo siento!!! si alguien se lo merecía eras tu, pero que leches tiene esta carrera contra ti???
imagino tu frustración, solo puedo enviarte mucho ánimo y mi reconocimiento y felicitación.
Bravo compañero!!!
puedes estar orgulloso de tu esfuerzo.
un fuerte abrazo

Miguel dijo...

Vaya, lo siento Alfonso, un accidente a los 100 kms. es jodido, sin fuerza para caer bien puede ser muy peligroso, aunque parece que estás bien, por dentro debe doler, porque lo has hecho todo perfecto e ibas para acabar un carrerón, eres finisher, lo único que te ha faltado es la gloria de la llegada, ánimo y a recuperarse.

yonhey dijo...

Pues es una verdadera put...., algo que le puede pasar a cualquiera a esas alturas, sobre todo en una sierra tan pedregosa. Supongo que duele más el no haber llegado a meta que la propuia caída, y que debe ser frustrante tras toda tú preparación este final, pero para nosotros tú lo has logrado, lo has dado todo y el infortunio te cogió en el último peldaño.
Siéntete orgulloso, y enhorabuena de todos modos. Espero que las consecuencias físicas de la caída queden en nada, y a la espera de esas conclusiones.
Salu2

Abuelo Runner dijo...

Tienes que estar super contento.. tu superacion esta consumada... solo un lance de la carrera te a dejado fuera de combate, son cosas que pasan y dan mucha rabia.. pero puedes ir con la cabeza bien alta que 100km no los hace cualquiera.

RA dijo...

Voy a corregirte la entrada de hoy. Empiezas con "El viernes me dirijo a Navacerrada" y te ha faltado terminar la frase. Debías haber seguido diciendo que Al aparcar el coche me siento satiisfecho de estar aquí después de una magnífica preparación, estar es un éxito, el mayor de todos, pues lo otro, ya sea llegar, caer,disfrutar y sufrir es parte del deporte, de la carrera, de la forma de ver la vida que tiene un corredor, pero al fin y al cabo es secundario pues el ESTAR es lo que pesa, lo que queda y por lo que de verdad merece la pena luchar.
Mola caerse de cara y dejar una carrera, es como las cicatrices de guerra, si las tienes es porque estuvistes ahí.
Un abrazo y joder, quiero ver esa segunda parte de la entrada.

fosete dijo...

Animo tocayo

Los 100 km que tu has hecho muchos no nos atrevemos.
Para mi eres un CRACK. Me da igual con unos km más o menos
Deseo que no tengas nada serio.

Mucho ánimo

Novatillo total dijo...

Joder
No sabia como terminaba la historia. Me da una pena inmensa. Has hecho mucho y todo bien y un accidente y sólo eso te ha separado del éxito.
Para mí solo con eso eres un ganador.
Mucho ánimo. Enhorabuena

Amaia dijo...

.....pues que quieres que te diga..que te debes sentir muy orgulloso!!!! y FELICIDADES por esos 100 kilometrazos!!! ahi lo llevas!!! Mucho ANIMO!!!!recuperate muy bien de todo y a por otra.... !!!!!!

Alex dijo...

Grande Alfonso, no me cuadraba toda la entrada con tu retirada. Me quedo con muchas dudas. De todas formas para mí eres un grande, un campeón

Luis Epicteto dijo...

Para mí has terminado, eso es una anécdota, una fatalidad
Alucino con lo que sois capaz de hacer. ¿Enhorabuena!

JOSEBA-K©2014 dijo...

Aupa Halfon. Soy el compi de fatigas de Amaia y, cuando me ha contado lo que te había sucedido, no he podido evitar entrar para ponerte un mensajito. Espero que no te hayas hecho daño y que puedas disfrutar lo que has logrado, que es una barbaridad. Felicidades... ¡y a por otra! ;-)

ANA (triatlonenfamilia) dijo...

Ibas de película y con eso tienes que quedarte, comparando los tiempos del año pasado se nota que la habías preparado a la perfección. Pero eso no quita y no vamos a engañarnos que da una rabia horrible el no haber acabado estando tan cerca.
Yo creo que ibas tan bien que tenías que buscar una excusa de peso para volver ... ;). Mucha fuerza compañero

German Alonso dijo...

Qué mala suerte. Lo siento de verdad. Por otro lado te veo como un finisher al 100%. Hay medallas que se llevan en el corazón más que en el cuello. Mucho ánimo y a seguir cumpliendo sueños.