Seguidores

lunes, 26 de abril de 2010

XXXIII Maratón de Madrid

Ayer pude dormir correctamente y a las 5:30 sonó mi despertador, rápidamente puesta en movimiento, con la rutina habitual, desayuno, paseo al perro y uniforme para la carrera.

Como el objetivo era dejar el coche cerca del Retiro, directamente me bajo a Madrid, ya por la carretera veo algo que me preocupa, no han dado las 7 de la mañana y en las Rozas ya veo termómetros con 13º C que se transforman en 15º al entrar a Madrid.

El primer objetivo del día lo cumplo sin problemas aparcando el coche en la calle Montalbán. Al poco rato ya la calle está tomada por coches de compañeros en la aventura.

Dejo la ropa en el coche, un masaje suave en las piernas y me dirijo a la quedada bloguera en Correos.

Saludos, puesta de caras, fotos, mas saludos, mas fotos, cambios de impresiones, mas saludos y fotos, los nervios se notan en el ambiente, provocados sobre todo por el tiempo que parece vamos a tener.

Después de la reunión bloguera ya a juntarnos los Novatos, para la sesión de fotos, establecimiento de ritmos y grupos, últimos detalles con el equipo de seguimiento que ha hecho una gran labor, tanto en la animación en los puntos estratégicos de la carrera y acompañándonos en los kilómetros duros, gracias compañeros porque sin vuestra ayuda o no hubiera sido o hubiera sido mucho peor.

A las 9 nos encontramos en la procesión de salida y cuando cruzamos por el arco nos acoplamos los ritmos y nos juntamos los grupos, yo hoy marcho con Imanol (Urgull) y Javier, con el objetivo de pasar la media sobre las 2 horas y luego ya veríamos como nos podíamos encontrar, el ritmo “pactado” 5:55.

Sobre el km. 3 nos sobrepasan las liebres de 4:30, cosa que nos extraña sobremanera porque nuestro ritmo estaba siendo uniforme y ya teníamos una media de 6’, nosotros seguimos a nuestro ritmo, perfectamente conjuntados y así marchamos hasta Raimundo Fernández Villaverde, pasando el 10000 justo en el tiempo previsto.

Al coronar Cuatro Caminos no veo a Imanol, como se que regula bien, seguimos con la esperanza de que nos recuperará en cualquier momento, pero después de la bajada de Bravo Murillo y llegar a Islas Filipinas sin aparecer pienso que ha puesto otra marcheta y Javier y yo seguimos con el ritmo establecido.

En el paso del 15 está nuestro primer encuentro con los seguidores que nos renueva las fuerzas, tenemos un ritmo uniforme y vamos muy cómodos, por mi parte regulando por el “velocímetro” en el margen de las 135 ppm, recojo un gel que me tomo sobre el 17.

Al llegar a Gran Vía y sobre todo el paso por Callao con la música el pequeño descenso, el paso por Préciados delante de la casa donde viví los 10 primeros años de mi vida, nos aceleran algo, en mi caso me pongo en las 145 ppm, pasamos por la Puerta del Sol sumidos en un ambiente espectacular, y así llegamos hasta la C/ Mayor donde verifico con Javier que el ritmo es de 5:15, le comento de regular que ese ritmo luego nos puede pasar factura.

El calor ya se hace notar y se agradece el paso por las primeras duchas de la carrera, luego la plaza de Oriente, maravilloso el paso ante el Palacio Real.

El repecho del km 20 lo pasamos bien y con un margen de 2’ sobre el tiempo previsto, veo que no llevando chuleta me quedo en lo planificado, aquí el GPS a Javier ya le empieza a dar anomalías, debido seguramente a todos los inhibidores que debe haber por la zona de Sol y Palacio Real .

En la media veo a Rafa que está esperando a Pepe para acompañarle en la segunda mitad del recorrido, en el paso por Rosales ya el calor está manifestado en toda su grandeza y la bajada por el Parque del Oeste comienza a cargar las piernas.

En la Avenida de Valladolid cojo mi ritmo de crucero y dejo que Javier me tome ventaja, al paso por el 25 segundo encuentro con nuestro grupo, Olga me pasa la gorra, gafas y gel.

En el avituallamiento de entrada a la Casa de Campo me tomo el segundo gel y nos dirigimos a buscar el comienzo real del Maratón.

La Casa de Campo es un territorio duro, la falta de animación, los kilómetros realizados y el calor van pasando factura, por mi parte conservo la marcheta que me he impuesto y en la que voy cómodo.

En el kilómetro 28 empiezo a notar una molestia en el pie derecho, creo que se me ha formado una ampolla en el pulgar, y la pisada se me descompensa un poco, pero sigo ya que no quiero parar, pero poco después hacen aparición los isquios de la misma pierna y llamar a las asistencias para hacer uso del Reflex por primera vez.

Paso el 29 concentrado en no forzar la pisada para ir descargando los músculos rebeldes.

Poco después la combinación de agua, isotónicos y geles se me empieza a revolver en las tripas, y dudo entre buscar unos arbustos o seguir, decido esto último ya que con la carga que llevo en la pierna prefiero no parar.

En el km 30 ya paso con unos 3’ por encima del tiempo establecido, pero no me preocupa, porque precisamente mi calculo de tiempos era válido hasta el 25 para no excederme en el ritmo.

Algo antes de llegar a la salida de la Casa de Campo, los isquios me mandan un fuerte aviso que me hace parar, ahora si y estirar.

Retomo la marcha para afrontar el muro de salida, no sé como será el psicológico, pero el que nos ofrece la organización es muy físico y vertical.

En la bajada por la Avda. de Portugal nuevo “toque de isquios”, nueva parada a estirar y me avisan que hay un puesto de asistencia un poco mas adelante.

Troto hasta alcanzarlo y nueva rociada de Reflex y un ligero masaje en isquios y gemelos de la pierna izquierda que empiezan a reclamar su atención.

Salgo del puesto me pongo a correr pero tengo que parar porque estoy al borde del calambre y se que el de estos músculos me pueden dejar fuera de carrera, me alcanzan Alberto (Salsi) y Alfonso que le va acompañando, Retamalejo en compañía de José Luís que como Reta marcha bien decide quedarse conmigo.

Voy andando intentando relajar musculatura y en el Pº de la Ermita del Santo comienzo nuevamente con el trote y poco a poco voy cogiendo el ritmo, en el km 35 nuevo encuentro y golpe de moral con el grupo de apoyo, después del rato pasado por la Casa de Campo no recojo ningún gel mas, de aquí al final tiraré con las pastillas de Dextrosa.

Curiosamente las cuestas vinieron en mi ayuda ya que al cerrar la zancada las molestias eran mucho menores, así seguimos hasta juntarnos con David (grimo) y Marcos (Belga) con los que llegamos hasta Atocha, la subida de Alfonso XII la hacemos andando y al suavizar comenzamos a trotar, pero poco después tengo que parar nuevamente a estirar, la pierna derecha ya está totalmente tocada, aductores, cuadriceps, isquios y gemelos.

Me vuelvo a quedar con José Luís intento trotar suave pero sigo con problemas hasta llegar a O’Donell, aquí última rociada de Reflex por las piernas y consigo al paso por el 41 retomar el trote, en la entrada al Retiro sacan a José Luís del recorrido y me quedo solo para hacer la entrada en meta. Que larga se hace la recta de meta con sus arcos y el reloj que parece no se acerca nunca, aquí recibo el ánimo de Jan, Alfonso y otros compañeros y llego a meta en 4:41:09.

Luego caminar un buen rato hasta encontrarnos todo el grupo, alegría inmensa al ver que hemos llegado todos, incluso alguno como Dani (Casillego) ha alcanzado sus objetivos en tiempo, y nos vamos a tirarnos a la sombra, coincidimos con Javier, conseguimos localizar al grupo de apoyo que menuda paliza se han metido también para estar en los puntos convenidos a darnos sus ánimos.

Despedida y a comer y descansar, luego por la tarde un paseo ligero, leer blogs y comprobar con tristeza que la Maratón se ha cobrado algunas “victimas”.

Madrid es un Maratón muy duro y si le juntas el que ha sido el primer día de calor real después del invierno multiplica su dificultad por 1000.

Esta semana mucho descanso y a recuperar la musculatura.

Felicidades a todos los compañeros llegados a meta, sea en las condiciones que sean y a los que han quedado por el camino ánimo y a por otra, este deporte es así de perro, no siempre te devuelve lo que le das.

24 comentarios:

Jan dijo...

Enhorabuena, Alfonso. preciosa y dura crónica. Ayer fue un día muy duro y caluroso, en mi caso demasiado. Que alegría me llevé al verte entrar en meta, ibas con una cara de felicidad que desbordaba...

un abrazo enorme, y ahora a descansar de la paliza muscular.

Xavi Lluch dijo...

Enhorabuena, Alfonso!!! ayer lo importante era llegar, hizo mucho calor. Una pena no habernos visto. Saludos.

Gemma dijo...

Muy buena crónica de la carrera, enhorabuena! Ahora a recuperarse. Saludos.

Quique dijo...

Enhorabuena Alfonso, eres un campeón y terminar una maratón así de esta manera te hace más grande, Mapoma es muy duro y ayer hizo de las suyas.

Un saludo y fue un placer conocerte
Quiuqe

Miguel dijo...

enhorabuena!!!!!!!!!!!!

Cuanto me alegro de leerte entrando en el Retiro! eso si, la crónica me ha puesto los pelos de punta.

Ayer fue un día muy duro. Durísimo. Y el calor lo hizo todo supercomplicado.

De verdad que enhorabuena, y felicidades por esa cabeza. Con tantos problemas conseguir llegar y encima con ese tiempazo... te admiro muchísimo!

Felicidades. Ahora a descansar, que está más que merecido.

Un abrazo!!

Alex dijo...

Felicidades Alfonso, lo has sabido hacer muy bien, por las crónicas leo que ha sido durísimo, ibas muy bien preparado física y mentalmente. La crónica es heróica. Disfruta y descansa, me alegro un montón, de veras.

Jose Sen-Sey dijo...

Enhorabuena Alfonso, eres grande, llegar a meta con el sufrimiento, desde la CdC.

Disfruta y no te bajes de la nube.

Me ha gustado mucho tu crónica.

Un abrazo, Maratoniano.

Saturnino dijo...

Enhorabuena, por lograr el objetivo y saber sufrir para ello.
Bonita crónica en la que se aprecia la dureza de la prueba; ahora como bien dices a descansar y a disfrutar de lo conseguido.
Un abrazo.

RA dijo...

Cuantas cosas ocurren a lo largo de la carrera. Lo cuentas bien y es como si hubiese hecho algún kilómetro a tu lado.
De nuevo reitermo mis felicitaciones. Maratoniano de ahora para toda la vida.

Gonzalo Quintana dijo...

Gran carrera Alfonso, estrategia perfecta. ¿te crees ya que eres maratoniano? Quien te lo iba a decir, ese orgullo ya lo tienes para siempre. Enhorabuena de corazón, te lo mereces

Fer dijo...

Estupenda crónica. Los isquios son puñeteros. Cuando pican hay que acortar la zancada.
Ahora a descansar. Te lo mereces. Eres grande.

Alexander Pérez dijo...

Enhorabuena Alfonso, la verdad que no esperaba menos de ti. Eres un autentico campeón y lo demostraste muy bien en la dura carrera de ayer. Ya veo que el calor, el peor aliado para el corredor hizo acto de presencia. Muy buena crónica de la carrera, que pena que no colgaras ninguna foto, me hubiese gustado verte en acción, jejeje. Lo dicho, muchas felicidades y a por el próximo objetivo. Un fuerte y cordial saludo.

biciatleta25 dijo...

Enhorabuena Alfonso, acabar el Mapoma de ayer ya era un triunfo. La lucha de ayer no fué con la distancia fué con el calor.

Un abrazo y buena recuperación.

Jaime N@v dijo...

Enhorabuena, Alfonso. Has terminado un pedazo Maratón pero que muy duro. Ahora a recuperarse.
Ciao

Bekele dijo...

Enhorabuena Alfonso ,terminar ayer con el calor que hizo ,era complicado , muy buena cronica . Ahora toca descanso y recuperación
Slds

Manuel Robaina dijo...

Muchisimas felicidades maratoniano!!

Has tenido que pelear con el calor y los problemas físicos pero te has agarrado a la carrera y has podido terminarla.

Totalmente de acuerdo en lo del muro de salida de la Casa de Campo, parece que han querido representar el muro del maratoniano :-)

Javier HG. dijo...

bueno ALFONSO. ENHORABUENA CAMPEON...y me alegré mucho como dices tu poner cara a gente que medio conoces via blog...se te un tipo muy majo...bueno ya coincidiremos en otra, seguro...ENHORABUENA MARATONIANO.

UN ABRAZO

juan dijo...

Enhorabuena por superar ese sufrimiento, pone los pelos de punta leer crónicas como ésta, de los que acabásteis y de los que no
Saludos
JUAN

korrecaminos dijo...

Gran crónica Alfonso, tienes toda la razon, este deporte a veces es asi de ingrato, tal vez será tambien otro de los ingredientes por los cuales engancha tanto.

Muchas felicidades porque a pesar de todo supiste superar las adversidades.

Un abrazo.

Celina dijo...

Felicidades! a descansar y a disfrutar de esta experiencia que sin duda os acompañará siempre. Un besazo

Carlos dijo...

Pues enhorabuena, porque ayer el Mapoma nos dió un buen repaso a muchos, y simplemente terminarlo tuvo mucho mérito. Ahora a recuperarse y a pensar en la próxima...

Saludos. ;-)

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Enhorabuena Alfonso , cuando termine mi primer maratón me dí cuenta lo mucho que hay que valorar a todos/as las personas que comienzan el reto , no solo la carrera sino los entrenos previos,esfuerzos y sacrificios.

Ánimo y ahora a descansar.

Seguiré tus aventuras por el carrerismo.
Un saludo
Arturo

Tania dijo...

Enhorabuena Alfonso, el domingo fue un día solo para titanes y tu conseguiste tu objetivo, mi más sincera enhorabuena.
Ahora toca disfrutar y descansar,
bss
Tania

SONIA dijo...

Y aquí sigo, leyendo crónicas, jejeje. Maratón muy sufrida, muy dura, pero llegaste, que al fin y al cabo es lo que cuenta. ¡Enhorabuena!

Un fuerte abrazo!